Archivo

Posts Tagged ‘corazón’

Gran Hermano

06/01/2010 Deja un comentario

Me encanta Gran Hermano. Un concurso fascinante. Con él me entretengo muchísimo, me río, me emociono, me fascina. El mejor programa que han hecho jamás. Llevan más de 120 días de programa y no quiero pensar el día en que el programa acabe. Cojeré una depresión post-programa.

Con Gran Hermano se aprenden también muchas cosas, cómo se comporta la gente en según qué ocasiones, las reaccions de las persones, como las amistades va y vienen, Gran Hermano es la vida misma. Y los concursantes que deciden ir ahí sólo pueden tener dos adjetivos: generosos y valientes. Generosos para mostrarnos su vida, su día a día. Y valientes por ello.

Mucha gente me dice que Gran Hermano es telebasura, y lo meten en el mismo saco que los programas del corazón. No se puede comparar una cosa con otra. Gran Hermano es un concurso en el que las personas están allí de manera voluntaria y muestran su día a día. Gran hermano son las galas y los debates. Los programas del corazón tipo Sálvame, o DEC sí son telebasura. En lo que se meten en la vida privada de la gente sin que ellos quieran, y meten mierda en todas las familias que pueden.

Larga vida a Gran Hermano.

PS: Ganador Arturo!

La noria y la telebasura

08/02/2009 2 comentarios

Es curioso como disfrazan de “programa serio” el programa de La noria de telecinco con sus “tertulias” políticas y haciendo preguntas al invitado de actualidad. El programa de que conduce Jordi González es un programa de la prensa del corazón y farándula más. Buscan el morbo a más no poder con sus reportajes, y con sus entrevistas a personajes de la prensa del corazón.

No entiendo como periodistas con prestigio como por ejemplo Isabel Durán, María Antonia Iglesias o Enric Sopena, pueden participar en un circo de tal calibre cada semana.

El especial que hicieron del programa “Tengo una pregunta para usted” fue un gallinero en el que sólo se escuchaban gritos. Jordi González superado por la situación no intentaba ni poner orden.

Qué se podía esperar estando de tertuliano Padre Apeles.